Libros, revistas, periódicos, e-books, documentos. Literatura, poesía, ensayos, artículos. Los medios son variados; los contenidos diversos; la finalidad: el desarrollo pleno del ser humano. La lectura nos permite acceder a un conocimiento más amplio y elaborado, perfeccionar la actividad intelectiva, comunicar nuestras ideas y pensamientos, resolver problemas y desarrollar nuestra imaginación.

Los beneficios del habito de la lectura son innumerables. Sirve de impulso critico y de análisis de nuestro entorno social. Nos ayuda a comprendernos mejor y entender el espacio y tiempo que habitamos. De dónde venimos y hacia dónde vamos. Nos permite significar la realidad y generar un espacio compartido que permita la convivencia.

La evolución del hombre está acompañada de una herramienta que le ha sido fundamental para su desarrollo: el lenguaje. Éste, al igual que la humanidad, en su inicio resulta primitivo y poco estructurado, pero le permite a los individuos explicar la “realidad” y compartir esa experiencia. El humano por naturaleza teme aquello que desconoce. Ese mundo externo que percibe, siente y observa pero que no puede describir. A través del lenguaje el hombre comienza a nombrar las cosas y las interioriza, construyendo una realidad compartida.

El lenguaje finalmente permite explicar y compartir las experiencias. Este se construye por medio de símbolos lingüísticos (sonidos), corporales (señas) y gráficos (letras, jeroglíficos, dibujos, etc), mismos que han evolucionado con la humanidad. Esta evolución ha permito estructurar formas cada vez más acabadas y complejas de explicar la realidad, sin pretender con ello encontrar verdad absoluta. Ese es capricho de necios.

A esta experiencia lingüística debemos la evolución de la humanidad, ya que a través de ella compartimos experiencias, orígenes y el conocimiento del entorno. Con el lenguaje llegó el pensamiento racional de los hombres. Pero esta tradición lingüística comienza por la transmisión que “de boca en boca” se practicaba en comunidad, a la vez de compartir las experiencias del pasado.

La escritura permitió una fidelidad mayor en el mensaje y con ella, evidentemente surge la lectura. Los primeros jeroglíficos datan de hace 5,000 años y los primeros alfabetos de 3,500. Desde entonces podemos hablar de la experiencia de la lectura como parte de la humanidad. Con ella, llegó una transmisión de la realidad a través de generaciones de una manera más directa y fidedigna.

La lectura nos permite conocer nuestra historia: los hechos y los dogmas. Nos comunica sentimientos y sensibilidad por medio de distintos géneros literarios. Compartir los procesos tecnológicos y científicos. Sin la lectura nuevamente tendríamos que volver a describir la realidad que nos rodea. Gracias a ella, continuamos el desarrollo de conocimientos sin tener que iniciar desde el origen.

La adquisición temprana del habito de la lectura es uno de las mejores acciones que como padres de familia podemos transmitir a nuestros hijos. De tomar aprecio por la lectura a temprana edad, los niños tendrán una mayor habilidad critica e intelectiva que permitirá́ un mejor desarrollo profesional y humano.

La lectura nos permite la ubicuidad, estar en dos lugares al mismo tiempo. También nos permite viajar en el tiempo, hacia el pasado y hacia el futuro. Nos permite conceptualizar mundos imaginarios, mágicas ideas y formales teorías. Nos divierte, nos apasiona, nos educa y nos entretiene.

Por esto y más, apostemos al fomento de la lectura en nuestro entorno; de ello nos beneficiaremos todos… Por una cultura de la lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s